bella epoca 2

Uploaded By

Tiny VenimosLosJodimosYNosFuimos

Featured Theater

bella epoca

Cine Lido

Mexico City, MX

More Photos

Photo Info

Taken on: March 15, 2010

Uploaded on: January 19, 2012

Exposure: 1/80 sec, f/4.0, ISO 200

Camera: SONY DSC-W120

Size: 1.8 MB

Views: 763

Full EXIF: View all

Exposure_bias_value: 0

Scene_capture_type: 0

Custom_rendered: 0

Iso_speed_ratings: 200

Max_aperture_value: 3

Saturation: 0

Date_time: Mon Mar 15 20:42:51 -0700 2010

Image_description:

Exposure_mode: 0

Compressed_bits_per_pixel: 4

Model: DSC-W120

Contrast: 0

Color_space: 1

Make: SONY

White_balance: 0

Exposure_time: 1/80

X_resolution: 72

Sharpness: 0

Pixel_x_dimension: 2592

Metering_mode: 5

Flash: 16

F_number: 4

Resolution_unit: 2

Y_resolution: 72

Pixel_y_dimension: 1944

Date_time_original: Mon Mar 15 20:42:51 -0700 2010

Light_source: 0

Ycb_cr_positioning: 2

Exposure_program: 2

Focal_length: 1069/100

Date_time_digitized: Mon Mar 15 20:42:51 -0700 2010

License: By

bella epoca 2

El 23 de febrero de 1999, nuestro entonces “flamante” jefe de Gobierno del DF, Cuauhtémoc Cárdenas, adquirió por 90 millones de pesos los cines Futurama, París y el lapidado Bella Época (este último, el más devaluado y barato del paquete, con un costo promedio por sus instalaciones de poco más de once millones de pesos) con el fin de promover el cine mexicano, a través de una sociedad llamada Cinemas Nueva Opción, formada por productores y actores relacionados con el cine. La supuesta iniciativa (promocionada a los cuatro vientos durante una taquiza a duo por la mucho mejor actriz que senadora Maria Rojo y por Chayito Robles) era de dividir estos espacios en 26 salas de cine, las cuales se destinarían únicamente a la proyección de peliculas nacionales clasicas y de reciente estreno (ay, ajá…), quimerico proyecto el cual, (obvio) nunca se cristalizó. El Bella Epoca siguió acumulando polvo, basura, telarañas y graffitis en el exterior, hasta que el Fondo de Cultura Económica (del cual, hay que decirlo, la mayor parte de sus libros y demás publicaciones no tienen nada de económico) adquirió el recinto el 11 de septiembre de 2003, pagandole por el chistesito la cantidad de 33.3 millones de pesos a los cabrones de el gobierno del Distrito Federal, a quienes si bien nunca les interesó remodelar o hacer algo por salvaguardar el lugar, a fin de cuentas y pa’ no variar, supieron hacer un buen negocio con la venta del inmueble al triple de su precio original.

Unfavorite No one has favorited this photo yet

You must login before making a comment.

New Comment